Invertir en Europa

¿Por qué no invertir en Europa?. Cuando quieres ganar dinero al margen de tu trabajo principal, existen diferentes métodos bien conocidos: encontrar un segundo trabajo, entrar en nichos de negocio o invertir tu dinero en mercados financieros y en criptomonedas.

Pero lo más conocido y quizás lo más común en el mundo, no es otro que el sector inmobiliario.

Como a alguno le gusta decir, la piedra a menudo vale más que el oro. La otra ventaja de la inmobiliaria es su diversidad, con la posibilidad de poder comprar una casa, un edificio, un almacén, un jardín, un garaje, un local comercial, etc.

Por lo tanto, es interesante echar un vistazo a algunos lugares de Europa que podrían ser los mejores en términos de inversiones inmobiliarias.

Irlanda, un paraíso para los inversores

Cuando pensamos en Irlanda nos vienen a la mente imágenes como la naturaleza exuberante y verde, los castillos sublimes de la Edad Media o la amabilidad de todos los irlandeses que te reciben con los brazos abiertos.

Dublín no es solo una ciudad con las mejores tabernas, sino también una ciudad que ofrece grandes oportunidades inmobiliarias.

En primer lugar, hay que recordar que Irlanda está saliendo de una burbuja inmobiliaria, que tuvo lugar entre la década de 1990 y la de 2000, al igual que otros países europeos, como España.

Durante este período de fuerte crecimiento económico para el país del trébol, el precio de los edificios y las compras alcanzarían máximos históricos, antes de caer drásticamente en casi un tercio, en unos pocos meses, provocando una pequeña crisis.

Desde entonces, los precios han vuelto a la normalidad, especialmente en Dublín, con un precio medio que ronda los 5.000 euros el metro cuadrado.

Es alto, por supuesto, pero siempre encontrarás un inquilino, con casi el 10% de la población irlandesa viviendo en la ciudad.

Además, un gran número de empresas europeas se están estableciendo cada vez más gracias a las ventajas fiscales del país.

Te encuentras por lo tanto ante una ciudad que cuenta con un gran número de ejecutivos muy bien pagados, con precios de compra muy alejados de otros centros económicos europeos.

Es decir, un lugar estupendo para invertir en Europa.

La Riviera francesa para inversores con poderío

La Riviera francesa no siempre se cita entre los mejores lugares para invertir en Europa.

Simplemente porque ciudades como Mónaco (el lugar más caro del mundo) o Saint-Jean Cap-Ferrat, a menudo son inaccesibles para la gente común, con precios para simples estudios que pueden ir más allá de las siete cifras.

Pero la Costa Azul no solo es un lugar para multimillonarios, sino que también es uno de los refugios para inversores informados, que tienen una buena reserva.

En efecto, si los precios medios son los más caros de Francia detrás de la intocable Ile de France, hay innumerables ciudades donde puedes encontrar tu felicidad por 3000 euros el metro cuadrado.

La compra será alta, pero no debemos olvidar que esta es una de las regiones más visitadas del mundo, con un número incalculable de turistas que podrían realizar alquileres de temporada y aumentar tus tarifas.

También te aconsejamos que te centres en las ciudades costeras, que actualmente están experimentando una subida de precios, en primer lugar Niza y sus alrededores, que tienen muchas oportunidades a precios moderados.

También podríamos haberte hablado de las ciudades más baratas de Francia, que suelen ser una buena inversión, especialmente para alquiler y para amortizar tu inversión inicial con bastante rapidez.

Saint-Étienne culmina en lo más alto de este ranking con 900 € por m2 seguido de cerca por Mulhouse (1.000 €), Bourges (1.100 €) o incluso Limoges (1.200 €).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.