seguro profesional

Las pequeñas empresas, las pymes o las startups, a veces pueden mostrarse reticentes a contratar un seguro profesional. Esto se debe en parte a que suele salir caro y puede dar miedo.

Sin embargo, debes saber que los incidentes de la vida son numerosos y mucho más frecuentes de lo que crees cuando te inicias en el emprendimiento.

Sin embargo, hoy te vamos a explicar por qué es importante o incluso imprescindible optar por un seguro profesional. Alla vamos!.

Imprevistos

No existe ningún riesgo totalmente controlado. La prueba es la llegada del Covid-19 por ejemplo, no estaba prevista por nadie, y muchas empresas han experimentado serias dificultades desde su llegada.

El seguro profesional está precisamente ahí para prevenir posibles riesgos que podrían cambiar las actividades financieras.

Por eso, las pymes, las empresas emergentes o incluso los autónomos deberían contratar un seguro profesional. El seguro profesional no previene riesgos, ni sorpresas desagradables, pero permite gestionar mejor estos problemas.

Puedes solicitar información sobre seguros comerciales para descubrir las diferentes opciones disponibles para tu empresa actualmente.

Los riesgos cubiertos

Existen principalmente dos riesgos a los que puede enfrentarse una empresa. En primer lugar, puede sufrir un desastre que le impida continuar con su actividad.

Se trata de la pérdida operativa, que tiene una consecuencia directa, la de la caída de la facturación. En este caso, el seguro te ofrecerá una compensación que será bienvenida en este difícil período.

Lo segundo es el daño a un tercero en el curso de la actividad. La empresa tendrá que pagar los daños, a menos que haya contratado un seguro profesional que los cubra. ¡Y a veces los números pueden subir muy rápidamente!

Cobertura del seguro profesional

La empresa puede solicitar varios presupuestos. Hay diferentes formas de adquirir un seguro profesional y los niveles de protección no son todos iguales.

Dependiendo del precio, la compensación cambiará. Con carácter general, el seguro profesional permitirá la cobertura parcial o total en caso de un siniestro imprevisto, el pago de costas, cuando exista un procedimiento judicial iniciado por un tercero, y la protección de la empresa en caso de una ralentización de su actividad.

Ten en cuenta que la calidad de la protección de un seguro depende del contrato, y que obviamente es fundamental conocer todas las opciones antes de firmar un seguro profesional.

Comprenderás que el seguro profesional es una garantía para la empresa. Así podrás desarrollar tu actividad y no preocuparse por imprevistos o incidentes.

Evidentemente, este contrato de seguro profesional debe adaptarse perfectamente a tus necesidades. Por lo tanto, es preferible recurrir a profesionales que puedan ayudarte en este campo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.